miércoles, 17 de agosto de 2011

PROTOCOLO DE INTERVENCIÓN DE LOS EQUIPOS SOCIOEDUCATIVOS

El presente protocolo está diseñado para dar respuesta a problemáticas que atraviesan
a las instituciones educativas, las cuales refieren a situaciones de vulnerabilidad social o
conflictos institucionales de diversa índole. Considerando los lineamientos expresados en
la Ley Provincial N° 12967 para la “Promoción y Protección Integral de los derechos de
las niñas, niños y adolescentes” y, con la intención de articular acciones con organismos
pertenecientes a otros ministerios que conforman el Gabinete Social, la Coordinación
Provincial de Políticas Socioeducativas del Ministerio de Educación, elabora una guía que
describe las acciones y la metodología de trabajo de los equipos socioeducativos.
El fortalecimiento del grupo familiar y el protagonismo de los adultos que favorece al
desempeño escolar de niños/as y jóvenes, así como el acompañamiento a la tarea del
supervisor frente a las dificultades institucionales que se presenten, constituye la tarea de
los equipos socioeducativos, para garantizar el acceso, la permanencia y el egreso de los
alumnos dentro del sistema educativo.
Desde el punto de vista de la intervención y de acuerdo a los niveles de complejidad de
las situaciones que acontezcan, los equipos socioeducativos se encuentran en el Primer
Nivel de Intervención, el cual constituye una primera instancia de proximidad con la
problemática a abordar.
Conforman este nivel, todos los servicios públicos municipales, provinciales y nacionales
que se encuentran en el territorio(Establecimientos educativos, efectores de salud,
comisarías, centros de acción familiar, etc.) y las organizaciones de la sociedad civil.

MODALIDAD DE INTERVENCIÓN DE LOS EQUIPOS SOCIOEDUCATIVOS

Los equipos socioeducativos, trabajan en todas las delegaciones regionales del
ministerio, tienen una coordinación regional y están conformados por profesionales de
distintas disciplinas del campo social. Intervienen frente a las distintas situaciones de
vulneración de derechos, que pongan en riesgo la trayectoria escolar. Es decir que la
intervención se plantea, cuando circunstancias de índole personal, familiar o institucional
imposibiliten o dificulten la permanencia y/o concurrencia de la niña, niño, adolescente
o adulto en las instituciones educativas, considerándose que dichas problemáticas
exceden a los encuadres institucionales escolares y cuando desde las mismas, se
hubiesen agotado los recursos y estrategias pertinentes para atender una determinada
problemática.

En este sentido, la intervención se plantea en dos dimensiones simultáneas y
complementarias: la institucional y la familiar.
En lo que respecta al ABORDAJE INSTITUCIONAL, los equipos tendrán como objetivos:
§ Acompañar a las instituciones y sus actores en la recuperación de la centralidad del
rol de la escuela como espacio y de los docentes como protagonistas insustituibles
y competentes para detectar, analizar y abordar las problemáticas institucionales.
En este sentido los equipos guiarán al Supervisor/a y a la Institución para la toma
de decisiones adecuadas en relación a la problemática social e institucional de la
comunidad educativa. Del mismo modo acompañarán el proceso de reflexión que
de cuenta del aprendizaje realizado por todos los actores con el objetivo de dejar
instalada la capacidad para actuar de forma preventiva y/o resolutiva.
§ Coadyuvar en la identificación de los núcleos problemáticos de la unidad escolar,
desde una perspectiva institucional, evitando la reducción del “caso individual” y
considerando el abordaje desde la integralidad y complejidad.
§ Contribuir a la promoción de espacios institucionales colectivos de reflexión crítica,
que posibiliten la construcción de estrategias y proyectos pedagógicos, en los que
la diversidad sea considerada un valor y que generen condiciones que favorezcan
ámbitos de inclusión. La escuela como construcción histórico-social no es ajena
a las transformaciones sociales que de una u otra manera impactan en sus
prácticas, por lo que debe, necesariamente, interpretar y significar esos cambios
para atribuir nuevos sentidos a sus propias prácticas.
§ Promover la articulación de acciones con las instituciones con las que la escuela
comparte el territorio, conformando redes de intercambio y cooperación. Esto
implica capacitar a la comunidad educativa, incluyendo a la familia, para establecer
vínculos con otros servicios sociales (gubernamentales o no gubernamentales)
que puedan acompañar o satisfacer las necesidades del proceso.

El abordaje institucional de los equipos se planteará
conjuntamente con los /as supervisores/as, ya que desde su rol,
se configura como referente y asesor natural de las instituciones
educativas.

En relación al ABORDAJE SOCIO-FAMILIAR, los equipos promoverán que los
miembros del grupo familiar, recuperen o adquieran las capacidades resolutivas sobre
las propias prácticas, destinos, y proyectos de vida. Se trata de crear condiciones
objetivas y subjetivas para que los diferentes actores se conviertan en sujetos activos,
en ciudadanos protagonistas de sus procesos de mejoramiento de calidad de vida. Este
aspecto requerirá de un apoyo psico-social con clara direccionalidad a la promoción del
protagonismo, alejándose de prácticas asistencialistas que generen dependencia.
Respecto a la duración del proceso de intervención, se evaluará conjuntamente entre
los diferentes actores y de acuerdo a la situación particular. No obstante, en concordancia
con el objetivo de promover protagonismo, la intervención se proyectará en un tiempo

limitado, planteándose el cierre de la intervención una vez logrados los objetivos: la
permanencia de la niña, niño y adolescente en la institución escolar en las mejores
condiciones posibles, la vinculación del grupo familiar a instituciones que le garanticen
el acceso a servicios, que le signifiquen un mejoramiento en su calidad de vida y
promuevan un proceso de inclusión social. En este sentido, las funciones de los equipos
serán:

§ Realizar el trabajo de campo destinado a conocer la problemática de cada hogar.
§ Apoyar y orientar psico-socialmente al grupo familiar en relación a las necesidades
detectadas y realizar el seguimiento y acompañamiento de los grupos familiares
cuando se lo considere pertinente.
§ Definir la intervención con los miembros en particular y el grupo en su
conjunto, estableciendo un compromiso mutuo en relación con las acciones y
responsabilidades acordadas.
§ Facilitar el acceso preferencial de los/as integrantes de los hogares vulnerables a
las redes locales en programas, servicios y beneficios disponibles.
§ Gestionar el tratamiento de las situaciones que requieran articulación a programas
y/o servicios especializados. La intervención de los equipos socioeducativos
se plantea desde el reconocimiento de la complejidad del escenario social,
entendiendo la multidimensionalidad que cada situación problemática presenta.
En esta dirección, los equipos promoverán las articulaciones pertinentes con las
instituciones en territorio del primer nivel de Intervención tendiendo a que éstas se
configuren como referente institucional del grupo familiar y configuren una red entre
si.
§ Monitorear las derivaciones realizadas al segundo nivel de intervención: las
situaciones que revistan mayor complejidad y que no puedan ser abordadas por el
Primer Nivel o hayan agotado las posibilidades de intervención del mismo, serán
derivadas al Segundo Nivel de intervención. (Subsecretaría de los Derechos de
la Niñez, Adolescencia y Familia, áreas del Ministerio de Salud, Justicia Penal
Juvenil, etc.)

REGISTRO DE LA INTERVENCIÓN

Los equipos realizarán un informe sintético de las situaciones abordadas, que
trabajará con su coordinación a los fines de evaluar las intervenciones. A su vez, cada
profesional llevará un registro completo de las acciones que desarrolla, el cual estará a
disposición de las autoridades del Ministerio de Educación y de organismos de otros
ministerios.

Los equipos de profesionales realizarán reuniones periódicas con la Coordinación
Regional de los mismos, la Coordinación pedagógica y los Supervisores, que promoverán
el fortalecimiento del grupo, conformando así una red interna de sostén y abordaje, y
centralizando permanentemente la mirada en el objetivo de la intervención.
A su vez, la Coordinación Regional de los equipos articulará acciones en encuentros
sistemáticos con los otros efectores sociales dependientes de los distintos ministerios y
Municipalidades o Comunas.
Por último, las Coordinaciones Regionales de los equipos conformarán una red
de trabajo con el objeto de acordar criterios y marcos de abordaje comunes, con el
acompañamiento de la Coordinación Provincial de Programas Socioeducativos y
autoridades ministeriales.

SOLICITUD DE INTERVENCIÓN

El equipo directivo de la institución educativa, puede solicitar la intervención de los
equipos a través del Supervisor/a y de la Coordinación pedagógica de cada Delegación
Regional.
Para ello deberá enviar un informe claro y sintético, en el que consten datos de
identificación del alumno y familia, explicitando la situación que da origen al pedido. El
mismo será entregado inmediatamente a la coordinación de equipos socioeducativos
de la regional, la cual enviará a la brevedad un equipo a la institución para comenzar
a trabajar con ella, el supervisor y con el grupo familiar del alumno/a implicado en la
situación conflictiva.
El equipo mantendrá informado a la institución sobre las acciones realizadas y
evaluarán juntos, los resultados obtenidos.

GUÍA DE PROCEDIMIENTOS ANTE SITUACIONES CONFLICTIVAS O DE VULNERACIÓN
DE DERECHOS QUE, A JUICIO DE LAS AUTORIDADES ESCOLARES, REQUIERAN UNA
INTERVENCIÓN EXTERNA EN EL MOMENTO EN EL QUE SE PRODUCEN.

La misma tiene la finalidad de proteger a los niños y niñas, equipos docentes y
directivos y a la institución, ante situaciones de gravedad o potencialmente riesgosas.
Junto a esta guía de procedimientos se colocan a dispocisión 2 líneas telefónicas
para la comunicación de situaciones conflictivas de emergencia y el acompañamiento
necesario para la intervención frente a las mismas. Los teléfonos serán atendidos por
la Coordinación de los equipos socioeducativos y/ o los/as profesionales de los mismos
quienes acompañarán a la Institución educativa, conjuntamente con la Supervición, en la
resolución de las situaciones problemáticas emergentes. Las líneas funcionarán de lunes
a viernes de 8 a 22 hs.

SITUACIONES CONFLICTIVAS QUE NO PONEN EN RIESGO INMINENTE
INTEGRIDAD FÍSICA NI SUPONEN UN RIESGO INMINENTE PARA LA VIDA.

Se refiere a situaciones conflictivas que, con la intervención de la propia institución, el
supervisor/a y/o la de los equipos socioeducativos, abordarán evitando consecuencias de
mayor gravedad.
Por ejemplo: intento de agresiones físicas y/ o verbales entre alumnos/as, entre alumnos/
as y personal docente, presencia de algún tipo de arma u objeto contundente, situaciones
de alteraciones subjetivas supuestamente ocasionadas por consumo de alguna sustancia
tóxica, etc.
Las autoridades directivas procederán a:

1- Trabajar dicha emergencia con los referentes de la institución que tienen la
capacidad y habilidad para el abordaje de situaciones que alteren la convivencia
escolar (maestros/as, tutores/as o facilitadores/as de la convivencia, preceptores,
etc.)

2- Comunicar simultáneamente al Supervisor/a y a la Coordinación socioeducativa, de
la situación.

3- Citar a los padres o adultos responsables.

4- Redactar un acta detallando todo lo actuado estableciendo criterios para la
continuidad de las intervenciónes. *

En caso de que un/a alumno/a ingrese al establecimiento armas o sustancias que se
supongan ilegales las autoridades directivas deberán:

a- Comunicar inmediatamente al Supervisor/a y a la Coordinación socioeducativa.

b- Citar a los padres de los alumnos/as implicados en tal situación, aclarar todas sus
dudas y acompañarlos en todo momento.

c- Redactar un acta detallando todo lo actuado y estableciendo criterios para la
continuidad de las intervenciónes.La misma resguarda legalmente a directores/as
dando cumplimiento a su obligación de comunicar a las autoridades competentes. *

Las personas involucradas en el hecho serán acompañadas por personal escolar y
los/as profesionales que correspondan (del ámbito educativo y/o de otros ministerios)
tanto dentro del establecimiento como en su hogar. Las autoridades escolares y los
equipos socioeducativos prestarán suma atención a la situación familiar realizando un
seguimiento, hasta dar por cerrado el episodio. La intervención concluirá con un informe
del equipo socio educativo, refrendado por las autoridades escolares, el supervisor y los
padres o adultos responsables del alumno o alumna.
En caso de que lo sucedido tomara estado público, el Director y la Coordinación
socioeducativa, serán responsables de informar a los medios de comunicación,
garantizando que se preserve la identidad de los menores y los detalles de las
actuaciones ya que éstas forman parte del trabajo que se está realizando.

SITUACIONES CONFLICTIVAS QUE IMPLIQUEN RIESGO GRAVE E INMINENTE
PARA LA INTEGRIDAD FÍSICA O A LA VIDA.

Cuando la situación conflictiva o los daños no pueden ser evitados por la propia institución
educativa esta deberá:

1. Convocar inmediatamente a la Policía de la Provincia, utilizando en los lugares en
que esté disponible el número de emergencia 911.

2. Se deberá solicitar la Emergencia médica en caso que fuera necesario.

3. Se dará aviso inmediatmente al Supervisor/a y a la Coordinación Socioeducativa
sobre lo sucedido. Esta a la brevedad comunicará a la escuela sobre los pasos a
seguir.

4. Si en el hecho estuvo implicado uno o más alumnos/as se deberá citar a los padres
o adultos responsables.

5. Toda la actuación deberá ser asentada en un acta donde se describa con claridad
las razones por las cuales debió ser convocada la Policía de la Provincia (en el
caso de que ello hubiese ocurrido) y describir las limitaciones de la institución para
hacer frente al hecho ocurrido. *

SITUACIONES DE VULNERACIÓN DE DERECHOS A MENORES Y/ O DE VIOLENCIA
FAMILIAR

Se refiere a situaciones donde existe la sospecha o constatación de que un/a alumno/
a se encuentre bajo los efectos del consumo de alguna sustancia o sufre situaciones de
violencia, maltrato o abuso en su ámbito social o familiar.

Frente al consumo de sustancias las autoridades escolares deberán:

1) Solicitar la emergencia médica si el caso lo amerita.

2) Convocar inmediatamente a los padres o adultos responsables. Tratar con ellos
la situación y dejar constancia escrita de lo actuado con la firma de los adultos
intervinientes y del personal médico.

3) Comunicar inmediatamente al Supervisor/a y a la Coordinación Socioeducativa.

En caso de situaciones de vulneración de derechos: maltrato infantil, violencia familiar,
trata de personas, trabajo infantil, intentos de suicidio, explotación sexual infantil, fuga o
desaparición del hogar, las autoridades escolares deberán:

1) Comunicar inmediatamente al Supervisor y a la Coordinación socioeducativa. Esta,
la brevedad, informará a la institución los pasos a seguir.

2) Elaborar un informe para presentar a la autoridad administrativa de competencia
(Subsecretaría de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia) o judicial de
protección de derechos en el ámbito local.

3) Archivar, en la institución, la copia del informe firmada por la autoridad educativa
competente (Director/a, Supervisor/a, Equipos socioeducativos). Este informe
resguarda legalmente a los directores escolares, dando cumplimiento a su
obligación de comunicar a las autoridades competentes. *

* En todas la situaciones, la elaboración de un acta da cumplimiento a la obligación

de comunicar y registrar lo ocurrido. Sin embargo los equipos socioeducativos,
a través de los/as Supervisores/as y la Coordinación Pedagógica, continuarán su
intervención para el reconocimiento y la superación de la debilidad institucional
que dio origen a la situación problemática emergente. Del mismo modo se trabajará
con el niño/a o adolescente y su familia para encontrar las causas que forman parte
de la construcción de la problemática y establecer estrategias de intervención
sobre las mismas.


Publicado por esisantafe @ 17:46  | Herramientas docentes
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
viernes, 02 de septiembre de 2011 | 11:28

Me parece muy positivo que se dé a publicidad este protocolo de intervención de los Equipos SocioEducativos ya que l@s docentes, en general, no sabemos muy bien como proceder para acceder a estos equipos interdisciplinarios y no siempre los directivos de las instituciones quieren facilitar estas intervenciones.

Publicado por Invitado
viernes, 02 de septiembre de 2011 | 11:29

Es fundamental que tod@s tengamos en claro que la vulneración de los derechos en la infancia y en adolescencia son responsabilidad de todos los adultos que están en contacto directo con ell@s y que l@s docentes tenemos la obligación (por ley pcial.nº 12967, art.27) de denunciar estas situaciones de vulneración o amenaza de derechos.